Divas fugaces: Kelly LeBrock

Podría decirse que Kelly LeBrock es el prototipo de diva fugaz, en un momento está en la cima de su carrera y luego de dos películas desapareció como si nunca hubiese existido.

la chica de rojo

Nacida en Nueva York pero criada en Londres, comenzó su carrera como modelo y apareció en varias portadas de revistas de modas; como actriz obtuvo su gran oportunidad (casualmente) luego de casarse con el productor Victor Drai.

Su aparición más famosa la hizo al lado de Gene Wilder en The Woman in Red (que también dirigió Wilder). La cinta trata sobre un aburrido marido que se enamora de una mujer misteriosa (interpretada por LeBrock) y que sus intentos por “ligársela” se ven frustrados de manera cómica. En la cinta pudimos ver un homenaje a Marilyn Monroe cuando la LeBrock se echó un baile sobre una corriente de aire.

La ropa interior roja causó sensación en el público masculino.

La cinta es un descarado refrito de una película francesa llamada algo así como “Un elefante puede ser un gran problema”.

La película fue de gran éxito y causó cierta controversia sobre el “derecho” de un hombre de ponerle el cuerno a su mujer. Por ahí más de dos “ardidas” decían que la chica de rojo tenía “la boca demasiado grande”.

La siguiente película de Kelly LeBrock, también producida por su marido, fue Weird Science (ya resumida en la entrada sobre películas para adolescentes) en ella pudimos verla de una forma mucho más sexy.

La carrera de la diva comenzó a declinar, también de manera casual, luego de su divorcio en 1986. En 1987 se casó con Steven Seagal con quién tuvo tres hijos y co-protagonizó Hard to Kill; a partir de ese momento las apariciones de Kelly en la pantalla grande han sido escasas.

Para 1995 LeBrock decidió perder el peso que había ganado para retomar su carrera; al parecer se encontraba un poco gordita pero con ganas de seguirle sin embargo no es lo mismo una superdelgada supermodelo que una matrona que está rondando los 50.

20 años después
Veinte años después…

Su carrera, aunque fugaz, tuvo un gran revuelo; fue ella la primera en decir “No me odies por ser bonita” en la campaña de Pantene. Por supuesto que muchos (sobre todo hombres) la recordaremos en su papel de la Chica de Rojo.

3 pensamientos en “Divas fugaces: Kelly LeBrock

  1. la pelicula la chica de rojo fue muy divertida la verdad fue un exitazo !!

    en esos momentos la boca no debia ser tan sexi como la de ella quien imaginaria que este tipo de labios se puso tan de moda con ell colageno.

  2. Desde la primera vez que ví a Kelly LeBrok, me impactó su mirada; despúes al verla en la película “La Chica de rojo”, terminé enamorandome de ella (de forma platónica, claro).
    ¡¡¡Felicidades Kelly, siempre serás mi Chica favorita!!!.