Aerobics: ejercicio y música ochentera

Una vez en los ochentas a alguien en Estados Unidos se le ocurrió mezclar ejercicios aeróbicos con música y sin saberlo creó una moda que no tardó en darle la vuelta al mundo. Hacer ejercicio al ritmo de la música se transformó en costumbre y pronto todos, en su mayoría mujeres, estaban poniéndose en forma con los aerobics

La moda es un elemento de nuestra sociedad que se ha estudiado desde todas las perspectivas: ¿de donde surge? ¿cómo se hace un producto “de moda”? ¿cual es el proceso idoneo para que algo se transforme en el favorito de la gente?

Claro que los que se dedican a la mercadotecnia podrían decir muchas cosas al respecto; ellos pagarían con su alma la fórmula perfecta para transformar algo en un “producto de moda”.

Una parte importante de la moda es el “verse bien” y para lograr esto es necesario hacer cierto ejercicio. Es cuando entran las eternas fuerzas de nuestro gregarismo y transforman esta necesidad de hacer ejercicio en una especie de ceremonia común. A lo largo de otras épocas surgieron distintos métodos y formas, en los ochentas “la moda” para hacer ejercicio se llamó “aerobics”.

A mi muy cruda y personal forma de ver las cosas los aerobics no son otra cosa que hacer gimnasia al ritmo de la música, sin embargo la idea fue bastante revolucionaria en esa época y no solo fue una forma de ejercicio, si no que también generó una moda que llegó a trascender las duelas.

Tengo un amigo que dice que para ser un deportista profesional lo primero que hay que hacer es parecerlo; si va a jugar tenis lo primero que hace es comprarse el uniforme más llamativo, la raqueta más “tecnológica” y los zapatos tenis más caros de la tienda; puede que ni siquiera pueda hacer un saque decente, pero en la cancha tiene más presencia que Federer.

Creo que eso fue exactamente lo que ocurrió con los aerobics: las mujeres se fueron a comprar leotardos de color fosforecente y que dejaban el huesito de la cadera al aire (una moda muy interesante), mallas de tres colores distintos, tenis “especiales” para los aerobics, cintas para la cabeza así como para muñecas y, por supuesto, los calentadores.

El asunto de los aerobics no tardó en transformarse en negocio. Para empezar las famosas comenzaron a vender videocassettes del ejercicio, comenzaron a aparecer muchos programas para que uno pudiera ejercitarse en la comodidad de su casa y los gimnasios con aerobics empezaron a brotar como si de champiñones se tratara.

Con decir que el tema daba hasta para hacer películas, he aquí una parte de la película Perfect protagonizada por un John Travolta recién salido de Grease y una jovencísima Jamie Lee Curtis.

Claro que una cosa era querer parecerse a estos cuerpos perfectos y sexys de Hollywood y otra muy distinta lograrlo y aunque se compraran el leotardo más fosforecente o los calentadores con color más chillante, lo más probable es que la gran mayoría se viese así

Tengo entendido que hasta la fecha hay una gran cantidad de gente que sigue haciendo aerobics (ignoro si sigan usando calentadores de colores). En Estados Unidos, como casi todo, lo transformaron en un deporte y siguen llevándose a cabo campeonatos. En los gimansios la moda de los aerobics ha sido sustituida por nuevas versiones que tal vez no difieran mucho de la simple idea original de ponerse a hacer ejercicio con música.

15 pensamientos en “Aerobics: ejercicio y música ochentera

  1. si regresaron los calentadores, de hecho ya se están yendo otra vez, igual los colorsitos “rimbombantes”, y lo de moda es bailar “zumba” y “capoeira”; no mencionar a la jane fonda al hablar de videos de aerobic´s es como olvidarse del dalai lama al hacerlo de budismo, no? (es broma)

    mmm… qué bien se veía travolta (gracias)

    -je-

  2. Siempre que pienso en los calentadores femeninos típicos de la moda ochentera no se porque me viene a la mente la canción Physical de Olivia Newton John, o igual a la Babis (Alma Delfina) en la película de los Cachunes. Un saludo a todos.

  3. recuerdo gracias a generacionXuna pelicula ochentera malisima que se llamaba ratero, fue un cultoa durazo y estaba coprotagonizada por alma delfina y ella sale desnuda y haciendo unas tomas eroticas buenerrimas ya que si hablamos de la babys era la niña buena, pero en esta toma esta…… como la receto el dr. saludos

  4. pues no tiene mucho que empese a hacer laos aerobics pero me parecen muy buenos y lugo con musica de los ochentas pues que mas podemos pedir, no lo cren?

  5. Les confieso que era capaz de levantarme a las 8:30 am sábados y domingos para hacer los ejercicios aerobicos de Ritmo Vital.

    Pero, el “detalle” es que tenía varios kilitos de más, y aún así con mallones azul reflex y mis adorados calentadores verde neón fui perseverante y constante, hasta que un buen día entrevistaron a un galán de moda y “sentía” que su rostro parecía estar fijo hacia la teleaudiencia (o sea tu servilleta). Me cohibí tanto, que dejé de seguir el programa jajajajaja….

    PD: Felizmente, ahora estoy en mi peso. Saludos!

    • Luz del Carmen: cierto, me acuerdo de ese programa, en pleno furor de los aereobics… Bien producido, quizá demasiado para un programa de ejercicio.

      Saludos y gracias por tu comentario.

  6. Hola me alegro por este blog, sinceramente yo he querido que la moda de los leotardos (Trusas) o unitardos se vuelva a reimponer, de verdad las mujeres se ven muy guapas con todo el respeto lo digo usanbdo estas prendas, en facebook se ha creado un grupo llamado

    Reviviendo la moda de las trusas y leotardos por siempre

    Ojala quienes esten interesad@s en inclurse en este grupo lo hagan, lo que si exigo es respeto hacia el uso de esta prenda por parte de qujienes no compartan esta idea, pues la idea central es revivir esta moda.

  7. yo veia un programa que se llamaba ritmo vital solo por ver a una chava que creo se llamaba Claudia o algo asi ella fue un de mis tantos amores platonicos de juventud.

  8. wow!!!
    Mi mamá en esos años duró un tiempo haciendo ejercicios de esos, que ella llamaba clases gimnasia, usaba leotardo y todo, y debo confesar que se le formó un cuerpo en verdad precioso!!! Tenía las piernas muy torneadas y una cintura de abispa que muchas niñas de hoy en día quisieran. Yo creo que para los hombres que les tocó vivir su adolescencia en esos años era un verdadero placer, como lo es para mi ahora, ver a todas esas bellísimas chicas haciendo ejercicio con los leotardos y música ochentera!!!

  9. Bueno yo tengo 36 años y soy retro hasta para ejercitarme, desde luego que sigo haciendo aerobics como en mi adolescencia, tal vez el outfit ha cambiado…pero es lindo ser nostálgico, y bueno, funcionan de maravilla, desde luego se hacen al ritmo de la música ochentera.

  10. todas estas niñas ochenteras (yo a mis 40 soy un niño ochentero) que hacen aerobics estilo 80s han de ser unas bellezas….larga vida a los ochentas….