La película incomprendida de Sergio Leone

Fue la última película de Sergio Leone y su proyecto más ambicioso; una superproducción que los estudios se encargaron de arruinar por causa de sus intereses comerciales, Once upon a time in América (Érase una vez en América) es una obra maestra que solo pudimos disfrutar de manera plena hasta esta década.

once_upon_a_time_in_america1

Podría decirse que la trayectoria de Sergio Leone fue épica. Un italiano que, filmando en Italia y España, reinventó la forma de hacer un cine que tradicionalmente, por su temática, se consideraba un producto netamente estadounidense: el Western.

Antes de Leone las películas del oeste eran más bien románticas, con héroes a caballo recién peinados, bañados y rasurados. El Western se basaba en una serie de estereotipos muy definidos que vivían en un mundo casi ideal donde el bien siempre triunfaba sobre el mal.

Leone rompió el modelo e instituyó al personaje del oeste sucio, sin rasurar y alejado de la civilización, un individuo que a veces era atrapado en las violentas corrientes históricas que forjaron naciones y que no era ni “bueno” ni “malo”, sólo un producto de las circunstancias de su tiempo y de su fragilidad humana.

Leone filmó películas como Il Buono, il Brutto, il Cattivo (El bueno el Malo y el Feo)

Per un pugno di dollari (Por un puñado de dólares)

O C’era una volta il West (Eráse una vez en el Oeste)

…donde destacaban, entre muchísimas más, tres cosas: El manejo dramático de los close-up (que es la firma de Leone), la ESPECTACULAR música de Enio Morricone y la actuación de jóvenes que ahora son “consagrados” de la pantalla (Clint Eastwood, Charles Bronson).

Otra cosa que es muy importante es que estas películas marcaron la “forma” de hacer Western; a partir de la obra de Leone toda película del género es un neto homenaje al director italiano; hasta las caricaturas siguen utilizando los mismos recursos dramáticos.

Luego de entrar por la puerta grande a Estados Unidos, y de enseñarles como se hacen las cosas, Sergio Leone se embarcó en el proyecto más ambicioso de su carrera.

A mediados de los setentas llegó a sus manos el libro The Hoods (Los barrios) escrito de manera seudónima por un exgangster. La historia lo atrajo tanto que rechazó un “proyectito” que le ofrecieron llamado El Padrino.

La historia sería la parte final de una trilogía que empezó con Érase una vez en el Oeste y Érase una vez en la revolución (mejor conocida como Un puñado de dinamita o, en italiano, ¡Agacha la cabeza!) por lo que la llamó Érase una vez en América.

El guión narraba la historia de unos jóvenes de origen judío en Nueva York y de cómo empiezan su carrera delictiva a una muy temprana edad; en el casting destacaban los nombres de Robert De Niro, James Woods (quien hasta la fecha asevera que fue su mejor papel) y Joe Pesci. Hay que destacar que a lo largo de la prolongada pre-producción fueron considerados Gérard Depardieu, James Cagney, Richard Dreyfuss, Jean Gabin, Tom Berenger, Paul Newman, Dustin Hoffman, Jon Voight, Harvey Keitel, John Malkovich, John Belushi y hasta Brooke Shields para diferentes papeles.

Leone comenzó a preparar su nuevo filme desde 1975 y solo hasta 1982 pudo empezar a filmarlo. Luego del año que duró la producción el director se encontró con que tenía alrededor de diez horas de material por lo que las “redujo” a seis y trató de hacer una gran película en dos partes, cosa que a los estudios no les gustó.

Luego de una nueva reducción Leone obtuvo una versión final de 229 minutos que fue estrenada en el festival de Cannes en 1984 y mientras esa versión se proyectó en Europa, los estudios (en contra delos deseos del director) editaron su propia versión aun más recortada y que armaron en forma cronológica, rompiendo el sutil manejo de los flashbacks de Leone.


¿a ver si reconocen la música? (también es de Morricone)

Lejos del oeste y de sus escenarios “tradicionales” Leone cuenta una historia violenta y desgarradora, la pesadilla Americana, antítesis de lo bueno y lo magnífico del nuevo mundo.

Las calles de Nueva York, la corrupción policial y el boom de delincuencia que desató la prohibición, son el escenario donde unos jóvenes luchan por sobrevivir en un mundo que no les da oportunidades. La cinta tiene una narrativa muy cruda pero también muy humana.

El tiempo, la vida, pasa y estos mismo niños, ahora adultos, se dan cuenta que vivien en una pesadilla de la que es imposible escapar; una historia de gangsters que no es épica, más bien trágica.

La película fue brutalmente criticada: violenta, trágica y sin sentido, lo curioso del asunto es que todos los detractores, que vieron la versión hollywodense recortada, cambiaron de opinión luego de ver la versión europea de más de tres horas.

Yo en lo personal no recuerdo que la película me haya impactado gran cosa en ese entonces, aunque tiene momentos magistrales, la historia me pareció muy escueta, muy superficial, cosa que ahora atribuyo a que la versión que vi, en un arcaico par de cassttes VHS (que aunque recortada también es bastante larga), fue la endulcorada versión pa’gringo.

La versión europea, que salió en DVD en 2003, cambió de manera radical la visión del público respecto a la última obra de Morricone. El disco fue todo un éxito en Amazon.

Hay que ver (con calma y con mucho tiempo) la versión que Leone quería; una historia completa y que nos hace ver que era lo que el director pretendía y saber de que manera se resuelven (de forma más natural) las distintas líneas argumentales de la cinta.

Erase una vez en América fue la última obra de Sergio Leone quien murió en 1989. Al parecer nunca se pudo quitar el resentimiento en contra de los estudios por lo que estos le hicieron a su filme.

Aunque en la década de los occhentas también estuvo alejado de Clint Eastwood, Leone dijo que DeNiro era mucho mejor actor, al final ambos se reconciliaron; en 1992 el actor dirigió la película Unforgiven que dedicó a Leone (no solo nominalmente si no que también utilizó el estilo que le aprendió) y que fue el primer Western en obtener un Oscar.

7 pensamientos en “La película incomprendida de Sergio Leone

  1. Una extraordinaria película de un maestro de cine que cuenta con la magnífica música de Ennio Morricone, además de actuaciones inolvidables del gran Robert de Niro y de James Woods. La tengo en DVD y con lo que leí no sé si es la versión del director o la que lamentablemente mutilaron, de cualquier forma me parece una historia muy bien contada y muy bien ambientada, te transporta a la sordidéz de los barrios de judíos de los primeros años del siglo pasado. Te cuenta de la fuerza de una amistad surgida desde la niñez y como esta resiste a tanto, hasta que el gran ambicioso cambia toda la ecuación para quitarle todo al que mejor se veía perfilado a ser un gran ganador, Noddles, a quien le quitan hasta a su gran amor de niñez. Eso y de como perdió tantos años hasta encontrarse al final con esa persona que le quitó todo y al final se ve como todo eso mejor lo deja en el pasado. Una bella película de la que como en todo, podemos rescatar muchas lecciones.
    Un gran director, Leone, que cambió la forma de hacer películas de vaqueros, al gran heroé de estas películas en EU, a Henry Fonda lo hace un villano despreciable en “Erase una vez en el Oeste” y pone esos grandes planos y acercamientos a los rostros, como en la inolvideble escena de “El Bueno, el Malo y el Feo” donde con ese acercamiento podemos palpitar las emociones de los protagonistas en el duelo final en el cementerio. Tan gran director fue, que dejó su escuela en su mas avanzado alumno, el gran Clint Eastwood, que resultó un gran director.
    Esta película, “Erase una vez en América”, la ví al final de los 80 y me marcó, tanto que la conseguí en DVD y hasta la fecha la veo de vez en vez y siempre le encuentro algún aspecto nuevo. Muy buena película.

  2. Excelente página !! Con respecto a las película la vi a mediados de los 80´s, creo que estaba en 6to de primaria, y la verdad me impactó sobremanera, ya que ví la versión larga, y el asalto a la joyeria tiene una escena de violación consentida bastante extraña, y sin mencionar las golpizas callejeras, la violencia está bastante justificable yá que la vida en esos barrios debe ser igual o peor de dura, un dato curioso que ahí aparece una dulce y angelical: Jennifer Connelly qué con el tiempo se ha convertido en una de mis actrices favoritas y su debut con Leone no pudo ser mejor, por cierto el desnudo infantil tan controvertido, no lo hizo ella sino una doble de cuerpo, yá que Leone por poco se mete en un broncón con la asociación de censura, y hasta de pederasta lo podrían acusar. Joder !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>